lunes, 19 de febrero de 2018

Las cartas de Napoleón a Paulina 4º B 2017-18

Bueno. Seguro que os costó tiempo poneros en el papel de Napoleón y realizar la actividad, porque a mi también me ha costado leerlas y corregirlas. Unos habéis adaptado textos ya escritos en internet, otros en el libro y otros los habéis elaborado completamente. Aquí os pongo varias de esas cartas sin anotar qué compañero o compañera lo ha realizado. Vais a elegir vosotros el texto que más os guste, para dotarlo con el premio del "Napoleón digital de 4º B". Los textos los coloco tal y como me los mandaron así que están sin corregir.
Enviad vuestro voto y opinión a través del comentario de la página. Os lo valoraré a todos. Saludos


Imagen relacionadaTexto 1

Hola, Paulina:

Fui encarcelado y desterrado por los británicos a la isla de Santa Elena en el Atlántico, el 15 de julio de 1815.Ya sabes que últimamente he fracasado en numerosas ocasiones: en la campaña de Egipto y Siria, a pesar de que se descubrió la piedra de Rosetta; en la batalla de Trafalgar; en la batalla de Bailén y en la de Vitoria; en la campaña de Rusia; en la batalla de Leipzig, y, por último, en Waterloo, donde ahí me rendí a los británicos, quienes me deportaron a la lejana Santa Elena. Aquí, con un pequeño grupo de seguidores, he dictado mis memorias y por supuesto, he criticado a mis aprehensores.

Creo que debes saber que estoy enfermo del estómago, con una continua pesadez y un dolor en el costado derecho, los médicos creían que era una afección hepática, pero yo ya sabía que al igual que nuestro padre era un cirro en el píloro o cáncer de estómago, pero no se lo he dicho a nadie hasta que estuve lo suficientemente seguro de que así estaba sucediendo.

Paulina, los médicos han dicho que no va a ser mucho el tiempo que aguante con vida, así que quería escribirte antes de que esto ocurriese. Escribo también para que avises a todos de mis deseos. Quiero ser enterrado a las orillas del río Sena, aunque lo más probable es que no se cumpla y quiero que en mí funeral suene el Réquiem de Mozart.

Paulina, es una despedida. Te deseo lo mejor a partir de ahora.

Napoleón.


https://es.wikipedia.org/wiki/Napoleón_Bonaparte


Texto 2

Santa Elena, 29 de septiembre de 1815

Resultado de imagen de napoleon en batalla de Waterloo

Querida paulina:

Ya hace un mes que paso mis días en esta islita perdida en el océano, sin ocupación ni libertad. Mis sueños de cambiar Europa han fracasado. Pero no es el fracaso lo peor, lo que me mata es la inactividad. Para combatirla y que la Historia me recuerde, he empezado a dictar mis memorias al asistente que el gobierno inglés ha puesto a mi servicio. Ayer mismo recordaba la gran derrota que terminó con todas mis esperanzas de volver a gobernar Francia.

Recuerdo como si fuera ayer la Batalla de Waterloo, mi última gran batalla. Después de ser derrotado en ella por el Duque de Wellington, fui desterrado a esta remota isla, la isla de Santa Elena.

En la primavera de 1814, estaba librando ya demasiadas batallas y tenía ya muchos frentes abiertos. Las fuerzas aliadas de Gran Bretaña, Prusia, los Países Bajos y Bélgica estaban haciendo todo lo posible por derrotarme y me enfrenté a un colapso en mi Imperio.

Tras abdicar de mi cargo como emperador, las fuerzas aliadas me exiliaron a la isla de Elba y restaurar la monarquía proclamando a Luis XVIII como rey de Francia. Yo, mientras tanto, recibía constantes informes de que el pueblo francés estaba descontento con el monarca.

Quería intentar volver a gobernar en Francia y el pueblo también lo quería, por eso escape de la de Elba el 1 de marzo de 1815. Cuando llegue fui apoyado por los campesinos y por la clase media; además, los soldados que fueron enviados por el rey Luis XVIII para detenerme, se unieron a mí.

El 16 de junio mis tropas derrotaron a las prusianas en Ligny. Desde allí marchamos hacía Waterloo.

En Waterloo, inesperadamente, me esperaban las tropas aliadas, con 94000 soldados. Mientras, yo solo contaba con 7400 hombres. Sin embargo, me sentía seguro ya que, confiaba en la Guardia Imperial, que llevaba 11 años sin ser derrotada.

Cuando se dio la batalla, la Guardia Imperial se colocó sobre la cima del campo. Comenzó la batalla y sucedió algo impensable, la Guardia Imperial no pudo con las tropas aliadas. Así, yo perdí todas mis esperanzas de volver al poder.

Tras la Batalla de Waterloo, intente huir tomando un barco para ir hacia América, pero fui capturado por los británicos. A pesar de suplicarles asilo en Gran Bretaña, ellos me lo negaron. Entonces me desterraron a esta isla, la isla de Santa Elena, a cientos de kilómetros de África, donde temo que nunca más volveré a pisar suelo francés.

De tu hermano, Napoleón.


Texto 3

Querida Paulina:

Resultado de imagen de Napoleon de JovenYa hace un mes que paso mis días en esta islita perdida en el océano, sin ocupación ni libertad. Mis sueños de cambiar Europa han fracasado. Pero no es el fracaso lo peor, lo que me mata es la inactividad. Para combatirla y que la Historia me recuerde, he empezado a dictar mis memorias al asistente que el gobierno inglés ha puesto a mi servicio. Ayer mismo recordaba mis días de niñez junto con nuestros siete hermanos solos con nuestra madre María Letizia Ramolino a causa de que nuestro padre Carlo Buonaparte trabajando como abogado en la corte de Luis XVI y nuestra madre nos exigía ducharnos a todos cada día. Recuerdo en la escuela cuando leía sobre los franceses con gran interés y que también leía la lectura de obras de la literatura clásica, como la Historia universal, las Vidas paralelas o la Expedición de Alejandro, obras que tuvieron una profunda influencia en mí. Además gracias a mi padre consiguimos ir junto con mi hermano José nos trasladamos a Francia continental, para estudiar en la escuela militar francesa de Brienne-le-Château a la edad de 10 años, pero antes de entrar debía aprender francés, idioma que hable con un marcado acento italiano por el resto de mi vida. Obtuve notas destacadas en Matemáticas y Geografía, y conseguí también las necesarias para aprobar las demás materias. Tras mi graduación en 1784, fui admitido en la École Royale Militaire de París. Aunque había buscado en un principio una formación naval, terminé estudiando artillería en la École Militaire. Después de mi graduación en septiembre, fui comisionado como teniente segundo de artillería. Tome mis nuevas obligaciones

Yo serví en la guarnición de Valence y de Auxonne hasta el estallido de la Revolución francesa aunque tome casi dos años de licencia en Córcega y París. Poco después de comenzar la revolución, yo se encontraba en Córcega. Apoye la facción jacobina y obtuve el rango de comandante segundo de la Guardia Nacional de Voluntarios de la isla. Después de entrar en conflicto con el líder nacionalista Pasquale Paoli, Bonaparte y nuestra familia fuimos obligados a huir a Francia, donde llegamos en junio. 

Lo que te intento explicar es que sin los esfuerzos de nuestra madre intentando ayudarnos en todo lo posible para que nuestra felicidad sea la mayor y que nuestro padre haya hecho todo lo posible para hacer nuestros sueños realidad, no habría obtenido logros que creía imposibles de alcanzar.

Quiero decir a nuestra familia que nunca la olvidaré incluso encadenado con llave donde esa llave está perdida en los profundos mares y que deseo a ti y a toda nuestra familia que lea esta carta en lagrimas de no volver nunca más, incluso solo para despedirme de vosotros y la tierra que me acogió, que tengais una vida buena.


Informacion recogida de:
Wikipedia (link): https://es.wikipedia.org/wiki/Napole%C3%B3n_Bonaparte




15 comentarios:

  1. Andoni Ugalde:
    A mi la carta que mas me ha gustado ha sido la primera ya que me parece la mejor redactada y comenta muy bien los sucesos de la carta.

    ResponderEliminar

  2. Me ha costado decantarme entre el texto 2 y 3, creo que el 2 tiene mas trabajo y esfuerzo pero aún así me he decantado por el texto 3 ya que lo considero mejor redactado y aunque no contiene muchos hechos históricos se me ha hecho más interesante de leer.

    ResponderEliminar
  3. Me ha costado decantarme pero me quedo con la 2 porque me parece que está bien redactado y se lo ha currado haciéndolo

    ResponderEliminar
  4. La que más me ha gustado ha sido la 2 porque separa muy bien por párrafos los temas, está muy buen redactado y se mete muy bien en el papel de Napoleón.

    ResponderEliminar
  5. Las tres cartas están muy bien redactadas, pero yo me he decantado por la primera ya que ha sido, para mi gusto, la que mas amena se me ha hecho de leer ya que esta contenía información sobre Napoleón que yo desconocía.

    ResponderEliminar
  6. Jorge Puertolas

    Me gusta la 3° porque habla de la niñez de Napoleon y es un tema curioso que no se me ocurrió explorar al hacer la mia

    ResponderEliminar
  7. ANA MORRÁS 4°B
    El que más me gusta es el texto 2 porque la cercanía y la manera de redacción es muy creíble y familiar y sobre todo abarca unos cuantos años contando lo que pasaba y como se encontraba él en cada situación siendo así muy dinámico.

    ResponderEliminar
  8. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  9. Brian Pereira:
    Yo me decanto por el tercer texto de Napoleón porque en el se habla de su infancia y es algo que resulta bastante interesante, además las dos ultimas partes me han encantado porque era algo muy bien elaborado.
    YO elijo el 3º

    ResponderEliminar
  10. Saioa San Miguel:
    La carta que más me ha gustado a sido la segunda. Me parece la mejor redactada y además, cuenta un suceso muy importante en la vida de Napoleón. Se mete muy bien en el papel y explica los hechos muy bien.

    ResponderEliminar
  11. Joseba Merino:
    Desde mi punto de vista, la carta que más me ha gustado ha sido la dos. Está bien redactada, no cuesta leerla y creo que le ha llevado su tiempo realizarla.

    ResponderEliminar
  12. Sayuri Valdivia:
    yo he estado dudando entre la segunda y la tercera carta pero al final me decanto por la tercera. me parece que esta muy bien elaborada y que se ha esforzado ademas ofrece cosas de la infancia de napoleon y anecdotas que me parecen interesantes

    ResponderEliminar
  13. Nuria Tolosana:
    Las tres estan muy bien redactadas, pero yo voto por la tercera porque me parece que se ha metido muy bien en el papel y no se hace pesado leerla, además cuenta cosas sobre la vida más personal de napoleón, no solo habla de sus guerras.

    ResponderEliminar
  14. José Ares:
    Aunque todas se vean interesantes, me parece que la mejor de todas es la segunda por la forma en la que está redactada, parece más personal y se asemeja más a una carta real que pudiera mandar Napoleón, además de el intento de hacerla parecer una anécdota en lugar de simple información.

    ResponderEliminar
  15. Las tres cartas están muy bien redactadas pero me decanto por la segunda ya que es mas amena al leerla y me ha resultado muy interesante.

    ResponderEliminar