sábado, 17 de febrero de 2018

Las cartas de Napoleón a Paulina 4º C 2017-18

Bueno. Seguro que os costó tiempo poneros en el papel de Napoleón y realizar la actividad, porque a mi también me ha costado leerlas y corregirlas. Unos habéis adaptado textos ya escritos en internet, otros en el libro y otros los habéis elaborado completamente. Aquí os pongo varias de esas cartas sin anotar qué compañero o compañera lo ha realizado. Vais a elegir vosotros el texto que más os guste, para dotarlo con el premio del "Napoleón digital de 4º C". Los textos los coloco tal y como me los mandaron así que están sin corregir.
Enviad vuestro voto y opinión a través del comentario de la página. Os lo valoraré a todos. Saludos

Texto 1


Querida Paulina:

Ya hace un mes que paso mis días en esta islita perdida en el océano, sin ocupación ni libertad. Mis sueños de cambiar Europa han fracasado. Pero no es el fracaso lo peor, lo que me mata es la inactividad. Para combatirla y que la Historia me recuerde, he empezado a dictar mis memorias al asistente que el gobierno inglés ha puesto a mi servicio. Ayer mismo recordaba la gran batalla de Rívolí,fue simplemente espectacular la victoria en esa batalla contra los austriacos.

Resultado de imagen de napoleon batalla de Rivoli

Recuerdo aquel 14 de Enero de un 1797 como si fuera ayer mismo. Los austriacos se encontraba como la única fuerza en Rivolí pero no contaban conmigo y con el ejercito francés que ya nos estábamos organizando y formando nuestro fuerte. Mi idea recuerdo que era impedir que el ejercito se uniera,por eso, nuestra posición fue central dejando así el ejercito austriaco en dos extremos. Era una situación un tanto tensa por que teníamos a las espaldas dos columnas mas o menos a 8000 y al frente tres columnas sumando casi un total de 12000 austriacos deseosos de vernos morir y salir ellos victoriosos de aquella batalla que desde luego iba a ser recordada.

Me acuerdo que lo primero que hice para que mi ejercito no se derrumbase fue animar a mis soldados uno a uno por que de una cosa no había duda,eramos considerablemente menos, 19000 frente a 28000.

Y por fin el 14 de Enero de 1797 a las 9 de la mañana se inicio la batalla. El frente central era defendido por la artillería,el lado derecho fue bombardeado por los austriacos y el izquierdo simplemente reducido a pura ceniza (por donde comenzaron las filtraciones austriacas).Por suerte para nosotros llego Massena con 6000 hombres para poder resistir. Mientras tanto en la Retaguardia 8000 soldados contrarios intentaros subir una colina para llegar hasta parte de nuestro ejercito francés pero defendimos esa colina con 1000 infantes y una pequeña artillería para impedir la toma austriaca. Tristemente estos infantes fueron derrotas para esa misma tarde y tuve que mandar un mayor numero y mas artillería. Debo admitir que en ese momento nos desmotivamos un poco,pero cogí el toro por los cuernos,grite -¡¡¡SON NUESTROS!!! y envié 200 dragones o caballerías pesadas contra el frente que atacaba al ejercito central y en media hora la columna de Lusignon cayó. En ese momento los otros dos generales de las lineas restantes hicieron un ofensa parecida con las caballerías y quedamos victoriosos.

Que recuerdos Paulina,que pena que me encuentro aquí en Santa Elena y no te lo pueda contar en persona y tenga que ser por medio de este asistente y esta carta.

Siempre en mi corazón Paulina Bonaparte,de tu querido hermano Napoleón Bonaparte.

FUENTES DE INFORMACIÓN: efemerides2.0.com,wikipedia,elpensante.com




Resultado de imagen de napoleon Josefina
Texto 2


3 de febrero de 1815

Querida Paulina:

Ya hace un mes que paso mis días en esta islita perdida en el océano, sin ocupación ni libertad. Mis sueños de cambiar Europa han fracasado. Pero no es el fracaso lo peor, lo que me mata es la inactividad. Para combatirla y que la Historia me recuerde, he empezado a dictar mis memorias al asistente que el gobierno inglés ha puesto a mi servicio. Ayer mismo recordaba cuando conocí a mi amada, Josefina. Su verdadero nombre era Rose, la conocí en el 1795. En esos tiempos, yo apenas era un general veinteañero y desharrapado, serio, solitario y con una dudosa carrera militar en el horizonte. Recuerdo nuestro primer encuentro, en aquel salón encopetado de alta sociedad parisina, me enamore locamente y le enviaba cartas constantemente. Una vez casados, llego 1804, el año en el que me nombraron emperador y Josefina empezó a cambiar.

Yo tuve mi primer hijo con una de mis amantes, Louise Éléonore Denuelle de La Plaigne. Poco a poco se iba deteriorando mi relación con Josefina. En 1807, tras la conquista de Polonia, me enamore de una polaca, Maria Walewska. También tuve un hijo con ella, Alexandre. Fuimos amantes cuatro años mas hasta mi exilio en la isla de Elba. Despues, yo le recrimine a Josefina su tristeza y ella tomo la decisión de proveerme de amantes.

Al final llegamos los dos a un acuerdo y nos divorciamos. El divorcio tuvo lugar el 14 de diciembre de 1809. A pesar de que me casase con otra mujer, la emperatriz seguiría siendo Josefina. Cuatro días antes de la muerte de Josefina, le escribí una carta de despedida, el 16 de abril de 1814.

Este ha sido uno de los sucesos que recuerdo, esto me distrae y no me hace pensar en el sitio en el que estoy metido. Saludos.

Napoleón Bonaparte

Fuentes: http://www.elcultural.com/noticias/letras/Napoleon-y-Josefina-la-pasion-temible-de-un-matrimonio-imperial/6264



Texto 3

Querida Paulina

Ya hace un mes que paso mis días en esta islita perdida en el océano, sin ocupación ni libertad. Mis sueños de cambiar Europa han fracasado. Pero no es el fracaso lo peor, lo que me mata es la inactividad. Para combatirla y que la Historia me recuerde, he empezado a dictar mis memorias al asistente que el gobierno inglés ha puesto a mi servicio. Ayer mismo recordaba la derrota que sufrí a manos del ejército ruso en el año 1812.

En aquel momento prácticamente toda la Europa continental se encontraba bajo mi mando, había vencido a casi todas las potencias del continente y ninguna de ellas se atrevía a levantarse contra mí, recientemente habíamos ganado la guerra contra Austria, en la cual nos apoderábamos de una zona estratégica de cara a la conquista de Rusia. Así que en junio de ese mismo año, un ejército formado por 685000 soldados y yo nos dirigimos al rio Niemen y tomamos el camino a Moscú. Al principio de la guerra los rusos contaban con unos 400000 hombres bajo el mando del Zar Alejandro I, pero Rusia se preocupó por aumentar sus ejércitos hasta llegar a la cifra de 900000 hombres.

El 23 de junio ordené a mi ejército adentrarse en la Polonia rusa, tras no haber recibido una contestación a una ofrenda de paz que envié a San Petesburgo. En un principio contamos con poca resistencia por lo que avanzamos con rapidez por el territorio enemigo, poco a poco íbamos avanzando en el territorio enemigo hasta que en 7 de septiembre libramos una batalla con numerosas bajas por parte de ambos ejércitos, pero la victoria fue nuestra. Así que nos dirigimos a Moscú con un camino limpio de enemigos.

Finalmente entré en Moscú, una ciudad abandonada, fantasmal diría yo, no había ni un solo habitante, no pudimos abastecernos con ningún tipo de suministro dado que todo estaba incendiado, así que no pudimos abrigarnos allí.

Imagen relacionada

Los rusos ingeniaron una maniobra que nos obligó a abandonar Moscú, esta ciudad de todas formas nos resultaba inútil, dado que no podíamos mantener a unos 100000 soldados en unas ruinas dada la cercanía del invierno. Los rusos consiguieron urdir un plan para mantenernos en la carretera de Smolensk, la cual habíamos tomado para llegar aquí. Kutúzov, un general ruso empleó tácticas propias de la guerrilla para atacar a nuestros grupos de tropas más aislados o a aquellos que se habían quedado descolgados. Durante nuestro retroceso muchos soldados desertaron o incluso cambiaron de bando, cediendo al ejército ruso la ventaja de conocer nuestra situación.

Imagen relacionada

Ante la llegada del invierno las praderas rusas no contaban con pastos para los caballos así que estos murieron y debimos alimentarnos de ellos para sobrevivir, aun así muchos hombres murieron de frío, hambre o enfermedades que fueron contrayendo. En aquel momento Kutúzov decidió atacarnos a campo abierto y fuimos brutalmente masacrados, durante las siguientes semanas no cesamos de perder hombres y el 14 de diciembre de 1812 fuimos expulsados de territorio ruso con tal solo 58000 hombres en nuestras filas. En total perdimos 300000 franceses y 2000 caballos además de los soldados de otras potencias que yo controlaba.

Definitivamente esta guerra fue una tremenda derrota dada mi ambición por controlar Europa entera.

Atentamente, Napoleón I Bonaparte

Fuentes empleadas:

https://es.wikipedia.org/wiki/Invasi%C3%B3n_napole%C3%B3nica_de_Rusia

11 comentarios:

  1. soy Alicia.El que más me ha gustado ha sido el texto 1 porque creo que lo ha redactado muy bien y muy ordenadamente y ademas no se me ha hecho pesado,creo que lo cuenta muy bien en primera persona y muy natural,en definitiva,como si fuera el propio Napoleón

    ResponderEliminar
  2. Para mi el mejor texto es el uno ya que está muy bien redactado y engancha conforme lo vas leyendo, he eliminado el otro comentario porque estaba mal escrito

    ResponderEliminar
  3. Andrea Lopez de G. Me ha gustado el texto 3 ya que ha estado muy bien redactado y tiene bastante informacion,esta bien presentado y se entiene claramente.

    ResponderEliminar
  4. Yo opino, que el texto 2 es el mejor, ya que considero que es el más alternativo y diferente porque aunque no tenga tantos datos históricos de batallas como el 1 y el 3, te informa de datos de su vida personal, que en la historia no suelen tener tanta relevancia.

    ResponderEliminar
  5. Para mi el mejor texto es el número 3. Este texto nos informa muy bien sobre esa guerra y está redactado perfectamente en primera persona.

    ResponderEliminar
  6. Para mi el mejor texto es el 1, ya que cuenta muy bien la guerra, con muchos datos historicos, y está tan bien redactada en primera persona que realmente parece el propio Napoleon, además es la unica que se despide saludando a su hermana, para la que va dirigida la carta

    ResponderEliminar
  7. Dayana Bustamante
    En mi opinión la mejor carta es la 1, porque da muchos datos de la guerra de como se sintió en aquel momento, las posiciones de su ejercito y como les guiaba y daba fuerzas para seguir adelante y te vas enganchando a la historia fácilmente.

    ResponderEliminar
  8. La carta que más me ha gustado a mí ha sido la número 2 aunque he dudado de votar a la 3 pero la dos me ha gustado más porque tiene un rigor histórico muy bueno y además está bien redactada, lo que facilita y hace más amena su lectura.

    ResponderEliminar
  9. Aroa López
    He decidido decantarme por la carta número 3. Mis razones por las cuales decido votarla son las siguientes: Hace uso de un buen lenguaje , tiene cohesión y conforme al contenido relata la historia muy detallada de tal forma que parece que es el propio Napoleón! El único fallo a mi parecer es la despedida, se nota demasiado fría para ser su propia hermana , por lo demás un gusto leerla!

    ResponderEliminar
  10. Me ha gustado más el texto número 2 por el cambio de tema que hay en el texto, en vez de hablar de la guerra pasa a su vida personal. También está muy bien redactado.

    ResponderEliminar
  11. Perdón por la tardanza pero no me aparecía la caja de comentarios de la Web.Para mi el mejor es el texto 3 porque se pone mejor en la piel de Napoleón y además relata muy detalladamente esa guerra.
    PD:Soy Iker

    ResponderEliminar